Soy Dai

Esta soy yo

Mi nombre es Daiana, vivo en Berazategui y estoy muy cerquita de mis primeros 35. Tengo un compañero de ruta maravilloso y junto a él, tenemos dos hijas maravillosas (¡Y muy chiquitas!).

Estudié fotografía en Quilmes en un estudio de autor y luego hice muchísimas capacitaciones, en la búsqueda de alimentar mi curiosidad y amor por esta profesión.

La curiosidad se mantiene intacta, y si me seguís en redes siempre me vas a ver aprendiendo algo nuevo. Si, soy fan de los cursos. 

fotografía de Paula Peralta.

Mis primeros comienzos profesionales en el rubro fueron en coberturas de eventos en general. Amé cada cumple de 15, cada pareja que me contrató para su boda. Las mariposas en la panza bailaban un tremendo malambo cada vez que me tocaba salir a la pista.
A la par, tenia mi trabajo de oficina de 9 horas, que también amaba (true story) pero que, claro, tenia muchas limitaciones a la hora de soñar.
Mi primer hija llegó pronto, ¡teniamos unas ganas locas de que así fuera! Y pronto también me puse a investigar qué otras opciones tenia con la fotografía si quería estar más tiempo en mi casa con ella. Tengan en cuenta que un evento largo, como una boda, lleva muchísimas horas de cobertura seguidas.

Por suerte en unos pocos clicks, me encontré con la belleza de unos bebés, acomodados con gran ternura en las más delicadas poses, con gestos y detalles que sólo me hacían soñar aún más con el día en que conociera a mi propia hija. Así fue que me encaminé hacia mi primera capacitación newborn. ¡Salí felizzzzzzz! Y ese fue el puntapié inicial para todo lo que hago hoy.
Un año más tarde renegaba por última vez con el tráfico de hora pico y cerraba ese capítulo de mi vida, al cual le debo tanto, para dedicarme únicamente a mi pequeño bebé y a mi incipiente profesión.

Creo que no fue casualidad que mis hijas crecieran (crezcan) en paralelo a mi carrera como experta en fotografía de bebés. Ellas me hicieron ver el mundo con otros ojos. Me enseñaron que los más chiquitos necesitan de muchas más cosas que comer a horario y desmitificaron tantas ideas con las que crecemos, pero que en realidad no tienen más sustento que el de «ser tradición».
Conocimientos nuevos respecto a la maternidad me acercaron conceptos que puedo aplicar en mis sesiones, haciendo de esa experiencia, un gran recuerdo en la vida de las familias que me visitan. Mi anhelo es que más allá de las fotos, puedan llevarse justamente eso, una experiencia única, de esas que solo pueden vivirse una vez en la vida.

¿Y quién es Imagen Primitiva?

Primitiva era el nombre de mi abuela materna y aunque ella renegaba de él y no le gustaba ni un poquito, a mi siempre me pareció música escuchar a la gente llamarla «doña Primi».

Mi abuela tambien fue la primera en acercarme a la fotografía, siendo ella la única de la familia en tener una cámara de rollo y la organizadora serial de sesiones de fotos para sus nietes. El ritual era claro: comprar el rollo, ponernos ropa linda… y ya estábamos listes para elegir los lugares mejor iluminados de su casa. Gracias a mi abuela yo tengo fotos de chica con mi abuelo, con mi mamá, con mis hermanites, con Willy el perro mas buenote del mundo, tengo fotos en invierno y en verano, con vestidos confeccionados por ella o con los saquitos de lana de la feria. Tengo mi foto del primer dia de escuela, de los actos escolares. Tengo fotos de abrazos, de besos, de miradas, de llantos también hay. No supe de esta conexión entre ella y mi amor por la fotografía hasta mucho después. Pero ahi esta. Ahi estuvo siempre.

¿Y qué hago con este Imagen Primitiva? Por su puesto que fotos de familias. Yo creo en la facultad de las fotos, para que generación tras generación, lo fugaz de este tiempo se vuelva perpetuo, accecible, real. Y creo en ello porque lo vivo con cada vez que me pierdo mirando mis propias fotos de estar en la panza de mi mamá.

Creo profundamente en la diada madre-hijo como un vínculo que se construye con cada momento de intimidad y en que cada uno de esos momentos tiene un valor incalculable. Creo en las miradas de mamá. En su sonrisa y felicidad  profunda atravesando cualquier lente. En su capacidad de cambiar el mundo. Yo creo en los lazos familiares. Creo en la familia como nuestro «lugar seguro». Me gusta pensar que el futuro es de en un mundo más amoroso, más empático, más noble gracias a todas esas familias que se preocupan por reflexionar sobre nacimientos y crianzas más respetadas y amorosas.

Y porque creo que las pequeñas vivencias cotidianas son las que forman los grandes vínculos, es que animo a las familias a creer en que cualquier momento es un gran momento para tomarse una buena foto que puedan guardar y atesorar para siempre.

Entonces…

Sí, soy nostálgica pero también divertida. Me gusta pensar que soy de quienes pueden ver lo bello en el desastre (que bien puede llamarse puerperio, maternidad real y tantos otros papeles para los que no nos preparan) y así sacarle a una sonrisa a ese otre que está ahí peleando su batalla.

Me considero valiente (voy aprendiendo que Aries no está papando moscas en mi personalidad) honesta, maternal, matriarcal, protectora, me emociono con la nueva vida y me apresuro a protegerla con corazón atento y cámara en mano.

Será por eso que no concibo mi marca sin todas esas cualidades. Tiene un nombre distinto al mío porque «Daiana» nunca jamas nadie lo escribió bien jajaja, pero también porque sino fuera por la abu Primi, quien sabe… Tal vez estas líneas hoy no existirían, ni mis fotos, ni mi manera de verlas a la hora de hacer clic.


Otra data interesante…

Posteos

NEWBORN

Me gusta retratar cada momento del bebé y su familia, la fotografía newborn es una de mis pasiones. Es un tipo de fotografía muy especial y que necesita de mucho conocimiento por parte del fotograf@…

Ver »

INTENSIVO FOTOGRAFIA

INTENSIVO FOTOGRAFÍA

¿Tenés una cámara profesional o semi-profesional y no tenes idea de como usarla?¿Estás planeando una escapada y querés aprovechar sus funciones al máximo? …

Ver »

CAPACITACIÓN NEWBORN

CAPACITACIÓN NEWBORN

No me digas nada, intentaste realizar una sesión newborn y te frustraste tremendamente. Las cosas no salieron como lo habías planificado. Yo te puedo ayudar …

Ver »